Ésta sentencia del TSJ de Madrid entiende que la prestación por maternidad debe estar exenta del pago del Impuesto sobre el IRPF, y devuelve a una contribuyente 3.135 euros.

El fallo, no crea jurisprudencia pero abre la la vía a nuevas reclamaciones de aquellos contribuyentes que hubieran percibido la prestación desde el año 2012.

Durante las 16 semanas de baja por maternidad, la Seguridad Social es la que abona el sueldo a través de la prestación de maternidad, equivalente a la base de cotización. La Agencia Tributaria (AEAT) siempre ha defendido que esta ayuda debe tributar en el IRPF como un rendimiento del trabajo.

El TSJ de Madrid, considera en la sentencia, que la prestación por maternidad entra dentro de las rentas exentas previstas en la Ley del IRPF 35/2006, de 28 de noviembre, concretamente, en su artículo 7, letra h) del que surge el conflicto en su interpretación.

El TSJ de Madrid, fija lo siguiente en la sentencia:

“Es decir, se añadió en ese texto legal un nuevo párrafo, el tercero, que se refiere, en general, al alcance de la exención de las prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad, sin distinguir la procedencia de las prestaciones y solo es en el cuarto párrafo donde se aclara que estarán exentas también las prestaciones públicas por maternidad percibidas de las Comunidades Autónomas o entidades locales.”

Por lo que abre la posibilidad a ser susceptibles de devolución las prestaciones familiares reguladas en el Capítulo IX del Título II del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, y las pensiones y los haberes pasivos de orfandad y a favor de nietos y hermanos, menores de veintidós años o incapacitados para todo trabajo, percibidos de los regímenes públicos de la Seguridad Social y clases pasivas.

Asimismo cabría su aplicación a las prestaciones reconocidas a los profesionales no integrados en el régimen especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos por las mutualidades de previsión social que actúen como alternativas al régimen especial de la Seguridad Social mencionado, siempre que se trate de prestaciones en situaciones idénticas a las previstas en el párrafo anterior por la Seguridad Social para los profesionales integrados en dicho régimen especial. La cuantía exenta tendrá como límite el importe de la prestación máxima que reconozca la Seguridad Social por el concepto que corresponda. El exceso tributará como rendimiento del trabajo, entendiéndose producido, en caso de concurrencia de prestaciones de la Seguridad Social y de las mutualidades antes citadas, en las prestaciones de estas últimas.

También estarán exentas las prestaciones públicas por maternidad percibidas de las Comunidades Autónomas o entidades locales.”

El proceso se inicia presentando la reclamación a Hacienda, en el caso predecible de ser desestimado, se presentará reclamación económica administrativa al TEAC, y en último lugar se acudiría al TSJ de la Comunidad Autónoma.

*Redactado por redessociales@asesoriahvazquez.es . Información ayudas subvenciones Asesoría Hipólito